¡¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!!
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» aquatime exceline
Mar Oct 09, 2012 4:48 am por Ben Kenobi

» Ideas para una mejor estrategia
Dom Oct 07, 2012 11:32 am por alirio_sasuke

» ¿Nos quedaremos sin alimentos?
Mar Jun 26, 2012 6:51 pm por Ben Kenobi

» Camarones en acuarios de agua dulce
Mar Jun 26, 2012 6:43 pm por Ben Kenobi

» Encuentran el eslabón perdido de los tiburones brillantes
Mar Jun 26, 2012 6:38 pm por Ben Kenobi

» Nueeeeeeevoooooooooooo
Mar Jun 26, 2012 4:59 am por alirio_sasuke

» Reactor de CO2 con Mejoras
Lun Mayo 21, 2012 6:00 am por Ben Kenobi

» CULTIVO DE LA CACHAMA
Dom Mayo 13, 2012 8:07 pm por Ben Kenobi

» Hola a todos
Miér Mayo 09, 2012 8:28 pm por Ben Kenobi

Los posteadores más activos de la semana

Sondeo

¿Que tipo de alimentación le das a tus peces?

38% 38% [ 10 ]
4% 4% [ 1 ]
8% 8% [ 2 ]
50% 50% [ 13 ]

Votos Totales : 26

Visitas

Saprolegniasis - Hongos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saprolegniasis - Hongos

Mensaje  Ben Kenobi el Dom Ago 21, 2011 9:52 am

Enfermedad infecciosa producida por varios hongos, principalmente oomicetos representantes del grupo de los saprolegniales.

Aparecen zonas algodonosas (blanquecinas, grisáceas o amarillentas) sobre el pez.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Definición:

El género Saprolegnia pertenece a la División Oomycota, Saprolegnia fue bastante tiempo considerado un hongo, pero hace poco por un consenso se creó un nuevo reino, separándolo así del Reino Fungi e insertándolo en el nuevo reino, el Reino Chromista, el cual está mucho más cerca de las algas que de los hongos. Este Reino está representado además por las algas pardas y las diatomeas. La confusión que existía era debido a que Saprolegnia contiene características de los hongos como la presencia de hifas, y la constitución de micelio incluso creciendo en medios de cultivos para hongos. Aun así existen problemas con la clasificación de esta división, ya que internacionalmente existen muchos científicos que incluso la consideran en el Reino Protista. La importancia de trabajar con Saprolegnia es su condición de parásito en peces como la trucha y los salmónidos, siendo el causante de grandes pérdidas económicas

Dentro de este grupo hay que destacar tres órdenes Saprolegniales, Peronosporales y Leptomitales, capaces de producir enfermedad en los peces de ornato.

Las especies más frecuentemente halladas en los peces son: saprolegnia (S. Parasitica, S. diclina y S. Ferax, principalmente), Achlya y Aphanomyces.

Especies más afectadas:

Virtualmente, todas las especies de agua dulce son susceptibles de sufrir esta patología.

Debemos mencionar también que los saprolegniales son los patógenos más frecuentes de los huevos de cría en agua dulce. Este hecho puede hacer que se pierdan camadas completas, ya que los huevos poseen poca (o ninguna) protección frente a este tipo de patología. La gran excepción a este hecho está representada por las especies que “cuidan la prole”, ya que los progenitores les brindan una excelente protección. Esto no descarta que puedan infectarse, pero generalmente no ocurre, y cuándo pasa, sólo se afectan unos pocos huevos.

Las especies marinas no suelen padecer esta infección, ya que el agua salada resulta letal para estos hongos. Si bien se ha obtenido desarrollo de Saprolegnia parasítica con concentraciones de sal del 1,75 %, no se observó desarrollo a 3,5 % de NaCl.

Forma de Infección:

Como vimos anteriormente, estos organismos son oportunistas, que viven en abundancia en el medio ambiente, y se alimentan de restos orgánicos en descomposición.

De este modo, rara vez producirán lesiones en peces que se encuentren en perfectas condiciones de salud, y en un medio adecuado. Por grande que sea la cantidad de esporas en el agua, los peces “sanos” no sufrirán micosis superficiales.

Entonces, que es lo que hace que nuestros peces puedan padecer esta patología? Todos los factores que disminuyan la resistencia del animal y de sus tejidos, toda depresión del sistema de defensa (inmune) sea de causa intrínseca o extrínseca producirá un medio adecuado en el animal para que las esporas del hongo se desarrollen produciendo lo que conocemos como saprolegniasis.

La puerta de entrada para estos microorganismos es cutáneo-mucosa, e ingresan por lesiones macro o microscópicas.

Patogenia:

La infección comienza cuándo las esporas del hongo alcanzan tejidos necróticos (muertos) en un individuo incapaz de hacer frente a estos hongos. De este modo se produce la colonización de los tejidos superficiales, principalmente la epidermis.

Entonces la espora comienza a desarrollarse, formando el micelio compuesto por hifas que darán lugar a la formación de nuevas esporas, perpetuando el ciclo biológico del hongo (reproducción asexuada). En algunas especies de hongos también existe una reproducción de tipo “sexual” en la que se conjugan hifas femeninas y masculinas, es decir que existen “hongos macho” y “hongos hembra” (dioicos). Pero además cabe citar que algunos hongos poseen también la fase de reproducción sexual en ellos mismos, produciendo un mismo organismo, tanto hifas macho como hifas hembras (monoicos).

Cuándo el micelio se desarrolla, se puede ver macroscopicamente la típica masa “algodonosa” que nos facilitará el diagnóstico de ésta afección.

En los tejidos del pez puede observarse ulceración y necrosis, a causa de las enzimas que los hongos secretan para digerir el alimento antes de consumirlo. Esto produce una leve reacción inflamatoria de tipo mononuclear, en la que participan linfocitos, monocitos y macrófagos.

La muerte puede sobrevenir a consecuencia de las micosis superficiales, esto no es frecuente, pero en individuos intensamente afectados, y con algunas cepas particulares de hongos puede ocurrir. Esto sucede porque los hongos destruyen la barrera osmótica que constituye la piel de los peces, alterando así la osmorregulación, y produciendo una alteración hidroelectrolítica letal.

La invasión de los tejidos profundos no suele ocurrir en este tipo de micosis, por lo que las micosis profundas no se consideran un grado avanzado de saprolegniasis.

Clínica:

Una vez que el hongo coloniza los tejidos del huésped y comienza a desarrollarse, se pueden observar una o más “masas algodonosas” en la superficie del pez afectado.

Estas masas son los micelios del hongo, y su coloración que suele ser blanca, puede aparecer de color gris, marrón, rojo o verde, dependiendo de si tienen o no sedimentos atrapados, y de que tipo de sedimentos sean.

Las zonas más afectadas del pez suelen ser la cabeza y el dorso, siguiendo en frecuencia la afección de boca, aletas y branquias.

A esto se suma el antecedente frecuente de otras afecciones previas, como enfermedades, heridas o situaciones de estrés. Por esto, las micosis superficiales suelen afectar a uno o dos individuos, y no suele propagarse al resto de habitantes del acuario. Lo que sí puede ocurrir en este sentido, es que tengamos micosis sucesivas, es decir, se afecta un individuo, muere o cura, y al tiempo se afecta otro. En estos casos debemos buscar el origen en las condiciones de mantenimiento y en los parámetros del agua.

Si la infección no es tratada, puede suceder que el pez logre controlarla, o que muera. Si el problema fueran sólo los hongos, las defensas de nuestras mascotas serían suficientes para controlar la infección, pero este proceso, como hemos visto, se da en individuos debilitados, que están sufriendo por otros motivos, y en estas circunstancias, difícilmente puedan sobrellevar esta situación. Por esto se hace necesario un diagnóstico oportuno y un tratamiento específico no sólo de la afección micótica, sino también de los procesos concomitantes que produjeron éste estado.

Los oomycetos son también los principales patógenos de los huevos reproductivos; en este caso, la infección suele propagarse rápidamente y determinar la pérdida de la camada completa si no se aplica un tratamiento efectivo y oportuno.

Existen otras localizaciones y afecciones producidas que las veremos en el apartado de “Micosis Atípicas”.

Diagnóstico:

El diagnóstico de las micosis superficiales es clínico.

La observación de las masas filamentosas, de aspecto “algodonoso”, sumados al antecedente de otras enfermedades, estrés, heridas o a condiciones no óptimas de mantenimiento suelen ser suficientes para efectuar el diagnóstico de ésta afección e iniciar el tratamiento.

Claro que existen métodos de diagnóstico “específicos” con los cuáles podríamos asegurarnos de que se trata de un hongo, e incluso determinar de que especie es. Pero para el acuarista, esto carece de sentido práctico, ya que estos estudios se realizan en laboratorios microbiológicos especializados. Sólo cabe mencionar que para el diagnóstico específico se utilizan técnicas microbiológicas, como la observación microscópica directa, el cultivo en medios específicos y los procedimientos de análisis molecular.

Tratamiento:

Las micosis superficiales son una las patologías más fáciles de tratar en el acuario, y las opciones de tratamiento son muchas. Esto no quiere decir que todo pez que esté sufriendo este proceso se recupere, recordemos siempre que existe “otro” problema de base, y que no controlar ese problema puede hacer que nuestro tratamiento fracase. Diagnosticar y tratar el problema basal es tan importante, o más aún que deshacernos de los hongos.

Las medicinas contra los hongos son muchas, y parece un problema seleccionar uno a la hora de aplicar un tratamiento. Por eso, a la hora de elegir un fármaco, siempre hay que tener en cuenta el contexto general. Debemos recordar que, aunque resulte reiterativo, los hongos afectan al pez cuándo “algo no anda bien”. Por lo tanto, el tratamiento de la micosis comprenderá: “tratar los hongos y corregir el problema basal”.

Como vimos anteriormente, la afección suele presentarse en uno o dos individuos a lo sumo. Por lo tanto el tratamiento debe ser realizado en un acuario de enfermería; con esto evitamos exponer innecesariamente al resto de habitantes del acuario a productos químicos y nos ahorramos el gasto que implica tratar un acuario de grandes dimensiones. Además, podemos tratar a algunos peces que convivan con otras especies que no tolerarían el fármaco utilizado; y nos evitamos el daño que pueda producir el producto en las plantas si tenemos un acuario plantado.

Con respecto a la temperatura, mucho se ha dicho y discutido, pero la literatura científica es clara al respecto. La temperatura del acuario debe mantenerse dentro del “rango óptimo” de la especie afectada.

A continuación describiremos las medicinas más frecuentemente utilizadas contra las micosis superficiales, y su utilidad:

Verde de Malaquita (libre de zinc):

- Aplicación: la aplicación puede hacerse en el acuario general o en uno de enfermería con una dosis de 1 mg. por cada 10 litros de agua. Para las formas liquidas, la dosis es de 2 ml por cada 10 litros de agua.

También puede aplicarse en baños de 1 minuto con una concentración de 30 mg por litro (nunca más de 50 mg por litro). Se puede repetir una vez por día hasta 3 días.

- Utilidad: el verde de malaquita es un conocido colorante utilizado para tratar infecciones parasitarias producidas por protozoos, por lo tanto, resulta ideal cuándo el “problema basal” que codujo a la micosis resulte ser una parasitosis, como ser el punto blanco por ejemplo.

- Cuidados especiales: los invertebrados y algunas especies de peces (como los tetras por ejemplo) no toleran bien este medicamento. En estos casos será mejor utilizar otro producto.

Azul de Metileno:

- Aplicación: La dosis de azul de metileno es de 2 gotas por litro de agua.

- Utilidad: Este tratamiento ha caído en desuso, dada su baja efectividad en relación con el resto de medicamentos con los que contamos hoy en día para tratar las micosis.

Este producto lo elegiremos en una situación: cuándo tengamos un pez con una herida, y queremos evitar que se sobreinfecte con hongos, podemos aislar el individuo afectado a un acuario de enfermería y colocar azul de metileno, además de brindarle alimentos de calidad, y proporcionarle optimas condiciones de mantenimiento. Con esto lograremos, la mayoría de las veces, evitar las micosis y ayudar a que nuestras mascotas se recuperen con mayor rapidez.

- Otras situaciones:

- Prevención en los huevos de cría: Este producto es el que se utiliza para combatir la fungosis de los huevos de reproducción.

Muchos acuaristas agregan azul de metileno en el agua con cierta frecuencia con el fin de “prevenir” las micosis. Esta no es una buena práctica, como lo comentamos en el artículo “Enfermedades Micóticas” principalmente por tres motivos. En primer lugar, porque es innecesario, si nuestros peces están bien cuidados no sufrirán micosis. En segundo lugar, porque carece de efectividad probada. Y en tercer lugar, porque estos hongos son ecológicamente necesarios, y se desarrollan de manera normal en cualquier acuario sin afectar a sus habitantes, y sabemos que imposibilitar el normal desarrollo de una especie puede traer consecuencias ecológicas muy graves.

Formol:

- Aplicación: Se utiliza formol al 40 % a razón de 2 ml por cada 10 litros de agua. Solo para realizar baños de 30 minutos. ¡Nunca introducir en el acuario!.

- Utilidad: este método también está cayendo en desuso, principalmente porque no suele ser tan efectivo como se pensaba, y porque si fallamos en la preparación puede ser letal para nuestra mascota. Por otro lado, esta práctica puede resultar algo engorrosa, además de ser molesta para el pez afectado, más aún si con un baño no basta y hay que repetir la tarea.

Sal (NaCl):

- Aplicación: La sal puede ser utilizada para aplicar baños de enfermería de unos 15 minutos. La dosis es de 30 gr. por cada litro de agua, (1 cucharada sopera colmada de sal por litro).

- Utilidad: el principio de la utilización de este método es que los oomycetos (saprolegniales y otros) no prosperan en con una concentración de NaCl superior a 1,75 %. Además, se cree que la inmersión prolongada en una sustancia salina ayuda a contrarrestar el estrés osmótico producido por las lesiones cutáneas, con la consecuente pérdida de electrolitos. Sin embargo, la sal no es el mejor tratamiento con el que podemos contar, ya que las especies de agua dulce difícilmente toleren esta concentración por mucho tiempo, y a concentraciones menores el tratamiento puede resultar inefectivo.

- Cuidados especiales: algunas especies de peces no toleran el NaCl, entre estos podemos citar a los tetras, ramirezis, peces gato (corydoras por ej.), barbos, otocintlus y lochas. Las plantas también son muy sensibles a la sal, por lo tanto debemos evitar utilizarla en acuarios plantados.

- Permanganato de Potasio (KMnO4):

En baños a razón de 10 mg/lit por espacio de 30 minutos o menos si se ve afectados los peces.

Nistatina:

- Aplicación: la dosis a utilizar es de un óvulo de 100.000 U.I. (unidades internacionales) en 20 litros de agua. Ojo con los comprimidos orales, que suelen tener 500.000 U.I. de nistatina.

El tratamiento debe ser aplicado, previa dilución del óvulo o el comprimido. A los dos días se procederá a realizar un cambio parcial del 50 % del agua del acuario, y en este momento se pueden presentar dos situaciones; una que el pez halla curado, con lo que se continúa con cambios parciales del 25 % cada dos días por 2 o 3 veces para eliminar los restos del producto. O que el pez siga teniendo algunos hongos, en este caso podemos volver a administrar una dosis completa de nistatina.

- Utilidad: la nistatina es un producto formulado especialmente para combatir a los hongos en seres humanos, por lo que queda descartado dudar de su poder “funguicida”. Diremos que es un potente antimicótico letal para los oomycetos, a esto se debe su utilidad para tratar las saprolegniasis y otras micosis.

- Comentarios: en seres humanos se utiliza, entre otras cosas, para tratar la candidiasis vaginal, es por esto que la presentación farmacológica que más frecuentemente encontraremos será en “óvulos vaginales” que contienen 100.000 U.I. de nistatina. Otra forma común son los comprimidos orales, cuya dosis, como mencionamos anteriormente, suele ser de 500.000 U.I. (ojo con este punto, los comprimidos tienen una concentración 5 veces mayor a la de los óvulos).

Hay que aclarar que la “nistatina” es el principio activo, es decir, el nombre de la droga, y que los fármacos suelen comercializarse con otro nombre, lo importante es que cuándo vallamos a la farmacia pidamos “alguna nistatina NO asociada”; y nunca deberemos utilizar las presentaciones en polvo, ungüento o crema, siempre debemos elegir en óvulos o en comprimidos.

Como tratamiento para este tipo de micosis es muy efectivo, y tiene la ventaja de ser inocuo para las bacterias benéficas del acuario.

Otra de las ventajas de este producto es que puede combinarse con antibacterianos o con antiparasitarios si sospechamos que el “problema de base” radica en una de estas co-infecciones.

Entre las desventajas, podemos decir que este producto aún no ha sido testeado “científicamente” en las micosis de los peces, por lo tanto no existen datos de toxicidad. Sabemos por la práctica cotidiana que es muy efectivo y sabemos también que se ha probado por los aficionados en una gran variedad de especies con buenos resultados y sin manifestaciones de sensibilidad al fármaco.

Ketoconazol:

- Aplicación: se aplicará una dosis de 200 mg (1 comprimido) cada 30 litros de agua. El procedimiento es el mismo que con la nistatina, a los dos días cambio de agua del 50 %, y luego cambios sucesivos del 25 % cada 2 días por 2-3 veces. También pueden realizarse baños de media hora en agua con una concentración de ketoconazol de 50 mg por cada litro de agua.

- Utilidad: al igual que la nistatina, este producto ha sido formulado para el tratamiento de ciertas micosis en seres humanos, y actualmente está siendo utilizado por los aficionados al acuarismo para tratar las micosis superficiales de los peces con éxito y sin reportes de toxicidad con mejores resultados que la Nistatina.

- Comentarios: del mismo modo que sucede con la nistatina, aún carecemos de estudios científicos que avalen la utilización de este producto; pero sabemos en la práctica que funciona muy bién y de momento no hemos detectado toxicidad en ninguna especie en particular.


Otros compuestos activos contra los Hongos: Sulfato de Cobre, Acriflavina, Mercurocromo:

Estos productos de uso común en la Acuariofilia se han utilizado con relativo éxito en el tratamiento de las micosis superficiales de los peces. Sin embargo, su utilización está siendo desplazada por los compuestos de nueva generación, como son la nistatina y el ketoconazol, ya que estos últimos tienen enormes ventajas sobre los primeros.

Por mencionar algunas citaremos que son “más efectivos”, que “reducen el tiempo” de tratamiento, que son “específicos contra hongos”, que “carecen de toxicidad” (al menos demostrada en la práctica), y que los tratamientos con estos productos son más “fáciles de realizar”, ya que las aplicaciones de sulfato de cobre, acriflavina y mercurocromo muchas veces deben ser realizadas por “topicación sobre la lesión”, y en cambio con estos fármacos basta con agregar la dosis adecuada en el agua (y si es en un acuario de cuarentena mucho mejor).

Las medicinas descriptas anteriormente son las más utilizadas y las que brindan mejores resultados en el tratamiento de las micosis superficiales de los peces. Existen otras alternativas de tratamiento que no he mencionado por no resultar útiles a los fines prácticos de este artículo.

También existe la posibilidad de utilizar productos comerciales exclusivos para peces, en este caso, siempre debemos seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante.

Algunos de estos productos resultan muy efectivos, sobre todo cuándo el “problema basal” es otra infección, ya que suelen ser compuestos combinados de antibacterianos, antifúngicos y antiparasitarios.

Prevención:

La prevención es la mejor arma con la que contamos los acuaristas para hacer frente a todo tipo de enfermedades en el acuario, y este caso no es la excepción.

Recordemos una vez más que esta afección en particular muchas veces es producto del descuido, y que muy raramente ocurrirá en un acuario bien cuidado.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Ben Kenobi

Masculino Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 19/07/2011
Edad : 55

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.